29 sept. 2017

Detectada la cuarta onda gravitacional

La colaboración entre el observatorio estadounidense LIGO y el europeo Virgo ha hecho posible la detección de una onda gravitacional, una distorsión del espacio-tiempo, por cuarta vez. La observación se produjo el pasado 14 de agosto y se relaciona con los momentos finales de la fusión de dos agujeros negros con masas alrededor de 31 y 25 veces la del Sol, a unos 1.800 millones de años luz de distancia.


Simulación de la fusión de los dos agujeros negros de los que proceden las ondas detectadas. / LIGO/SXS

26 sept. 2017

"Remolinos" de luz para manipular nanopartículas

Un profesor de la Universidad de Córdoba, junto a colegas europeos, ha desarrollado un método que simplifica y abarata el proceso para controlar materia a escala nanométrica. En concreto, se ha centrado en la producción de vórtices de luz vectoriales con distintos patrones de polarización, cada uno con sus propias aplicaciones tecnológicas.

Configuración de polarización para un vórtice vectorial polarizado radialmente y otro en espiral. / J. Jimenez-Garcia, P. Rodriguez et al.


25 sept. 2017

El baile retrasa a los electrones más rápidos

Físicos del centro donostiarra DIPC y la Universidad del País Vasco, junto con investigadores alemanes, han conseguido cronometrar con extrema precisión la emisión de electrones y explicar por qué los más rápidos terminan llegando los últimos. El motivo es que en el reino del attosegundo encuentran barreras de energía más altas y se quedan un tiempo ‘bailando’ alrededor de los núcleos atómicos.

Fotografía que ilustra el símil de un electrón atrapado bailando alrededor del núcleo atómico. / Fotografía: López de Zubiría / Dirección de arte: Santos Bregaña / Bailarina: Itsaso Gabellanes.

Hemeroteca

Etiquetas